sábado, 25 de agosto de 2012

Esto no es una pipa.

Ese es el título de uno de los cuadros más conocidos del pintor surrealista belga René Magritte. Esta obra pertenece a la serie 'La traición de las imágenes', en la que el autor provoca a la inteligencia del espectador planteando una contradicción entre lo que ve y lo que se lee.

Esto no es una pipa. René Magritte. 1929

Esta emblemática obra da título a una de las últimas fotografías publicadas por el Observatorio Europeo Austral (ESO). Se trata de la nebulosa de La Pipa, también conocida por los astrónomos con el nombre de Barnard 59. Con 6 años-luz de longitud y situada a más de 600 años-luz de nosotros en la constelación de Ofiuco, esta nebulosa oscura contrasta con el brillante fondo de estrellas que le proporciona la Vía Láctea, sobre la que se encuentra.

Nebulosa de la Pipa. Imagen del MPG/ESO de 2,2 m de diámetro.

Normalmente las nebulosas suelen ser criaderos de estrellas, debido a la gran cantidad de polvo y gas que contienen, que con el tiempo tienden a condensarse por efecto de la gravedad y posteriormente van naciendo estrellas. Sin embargo, esta nebulosa aún tiene una tasa de generación de estrellas bastante baja, comparándola con otras nebulosas oscuras.

En esta carta astronómica de la constelación de Ofiuco, la nebulosa se señala con un círculo rojo

La nebulosa de la Pipa forma los cuartos traseros de otra nebulosa mucho mayor, la nebulosa del Caballo Negro.

Nebulosa del Caballo Negro

Es una nebulosa que se puede apreciar a simple vista en las noches de verano, a continuación veremos un vídeo de un acercamiento a Barnard 59.



En el siguiente vídeo nos desplazaremos a lo largo de la Nebulosa de la Pipa.



Posts relacionados

La nebulosa Cabeza de Caballo
Un anillo para gobernarlos a todos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario