viernes, 11 de octubre de 2013

Meteoritos (IV). Tectitas

Volvemos a hablar sobre meteoritos en este blog; esta vez el turno le corresponde a unos meteoritos que en realidad no son tales: las tectitas (también llamadas impactitas). Como consecuencia de los impactos de los meteoritos contra la superficie terrestre, la onda de choque genera altísimas temperaturas (más de 1500ºC) y presiones, lo que origina que las rocas presentes en la superficie terrestre se fundan y salgan eyectadas en forma de tectitas.

Fases del impacto de un meteorito sobre la superficie. La energía del choque funde rocas terrestres y las esparce alrededor del cráter. Wikipedia

Una tectita común, mostrando un aspecto negruzco característico

Esta pequeña colección de tectitas muestra algunas de las formas que pueden adoptar


Las tres fotografías superiores muestran el aspecto de las tectitas más comunes. Se puede apreciar como están ennegrecidas y con múltiples huecos debido a la violencia del impacto. Estas tectitas también son conocidas como indochinitas, ya que suelen provenir del sudeste asiático, sur de China e incluso de Filipinas. Están asociadas a un meteorito que cayó hace unos 800 000 años. Es frecuente verlas en tiendas de souvenirs y piezas de bisutería catalogadas como meteoritos, aunque en realidad se trata de rocas terrestres.

Arena del desierto del Sahara vitrificada tras el impacto de un meteorito.

Otra bonita tectita de arena del desierto

Estas otras dos piezas mostradas en las imágenes superiores son muy interesantes, ya que se formaron por del impacto de un meteorito en el desierto del Sáhara hace unos 28 000 000 de años. El calor generado por el impacto vitrificó la arena del desierto (sílice, o SiO2), formando estas pequeñas joyas. En la primera imagen incluso se pueden apreciar restos del meteorito que las formó.

Broche de Tutankamón, cerca de 1330 a. C. 

La imagen anterior muestra la belleza de un broche que perteneció al probablemente más conocido de los faraones del Antiguo Egipto, Tutankamón. La pieza central representa al escarabajo sagrado y está hecha con una tectita de arena vitrificada.

Moldavita, con su característico color verde

Las Moldavitas son otro tipo de tectitas que se formaron en el norte de Baviera, Alemania. Hace unos 15 000 000 de años aproximadamente se produjo el impacto de un meteorito y se formó un cráter de unos 24 Km de diámetro llamado Ries. El suelo rico en cuarzo (sílice) se fundió y fue expulsado a gran velocidad, cayendo en el sur de Bohemia (Rep. Checa) a más de 300 Km del lugar del impacto. El nombre del meteorito le viene dado por la cercanía del río Moldava.

Tres pequeños fragmentos de Moldavita

Todas estas piezas formaron parte de la exposición de meteoritos celebrada en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria con motivo de la World Space Week 2013.

Aspecto de la exposición

Posts relacionados

Exposición de meteoritos World Space Week 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada