domingo, 27 de julio de 2014

Cráteres de Impacto en la Tierra

Un cráter es la consecuencia del impacto a gran velocidad de un objeto contra la superficie sólida de un planeta o satélite. Estos impactos generan una depresión de tamaño variable que depende de la masa del objero que impacta y su velocidad, que suele ser de varias decenas de miles de kilómetros por hora. Debido a la alta velocidad, en estos eventos se suele liberar una cantidad fabulosa de energía.

Hemos visto en algunos posts recientes los dos últimos impactos de meteoritos relevantes en nuestro planeta: Tunguska y Chelyabinsk. Dado que en ambos casos el meteorito/cometa explotó en el aire, no quedó un cráter claramente visible en la superficie.

Fases de la creación de un cráter, la onda de choque provoca una depresión y el rebote de la propia onda hace que se eyecte material a la superficie circundante. Wikipedia

Me gustaría dedicar este post a repasar los cráteres de impacto (o astroblemas) más relevantes que se encuentran en nuestro planeta por el impacto de meteoritos, ya que hay muchos y muy interesantes.

Meteor Crater (o Barringer) Arizona, USA

Probablemente sea el más famoso de todos, ya que actualmente es una atracción turística. Se estima que tiene una antigüedad de 50 000 años, y fue causado por un meteorito de Fe-Ni (hierro-níquel) de unos 50 m de diámetro y cerca de 300 000 toneladas, la mitad de las cuales se desintegraron en la entrada a la atmósfera. Aunque inicialmente se estimó que la velocidad con la que entró el meteorito fue de 20 km/s, estudios más recientes la han bajado hasta poco menos de 13 km/s. Aún así, se ha estimado que la energía liberada en el impacto estuvo cerca de los 2'5 Megatones.

El cráter tiene un diámetro de 1200 m y una profundidad de 170 m.

Panorámica del cráter. Wikipedia


Fragmento de 112 g del meteorito original. Propiedad del autor

Chicxulub, México

Otro cráter muy conocido, en este caso porque está asociado a la extinción masiva del periodo Cretácico hace unos 65 millones de años, la cual acabó con los dinosaurios como forma de vida dominante sobre nuestro planeta. Parte del cráter está sumergido bajo las aguas que bañan la península del Yucatán, por eso ha sido difícil calcular su tamaño, que se estima en unos 180 km de diámetro. El meteorito/asteroide que lo generó tendría un diámetro en torno a los 10 km.

Fotografía gravimétrica tomada desde satélite, muestra la estructura circular del cráter. Wikipedia

Ubicación del cráter de Chicxulub, en la península del Yucatán. Wikipedia

Vredefort, Sudáfrica

Con una antigüedad de más de 2000 millones de años, es el cráter de impacto más antiguo de nuestro planeta que aún es visible. Se le estiman unos 300 km de diámetro, lo que le convierte también en el más grande de los cráteres confirmados. Un cráter tan grande implica también una fabulosa cantidad de energía de impacto, que supera en muchos órdenes de magnitud a las más potentes explosiones nucleares. El meteorito que originó este cráter tendría un diámetro entre los 5 y los 10 km.

Vista de satélite del cráter Vredefort. Wikipedia

Sudbury, Canadá

El segundo cráter más antiguo de nuestro planeta, tiene una antigüedad que supera los 1800 millones de años. La cuenca resultante tiene una forma ovalada; el meteorito que la ocasionó tenía unas dimensiones que están entre los 10 y los 15 km de diámetro. La violencia del impacto fue tan grande que algunas de las rocas eyectadas tras el choque se han encontrado a más de 800 km de distancia. El tiempo que ha pasado desde el impacto ha erosionado en gran medida el cráter original, que se cree que tenía unos 250 km de diámetro.

Mapa geológico de la estructura del cráter Sudbury. Wikipedia

A la izquierda del lago Wanapitei (que ocupa asimismo un cráter de impacto más reciente, de 37 millones de años y 8 km de diámetro) se aprecia la forma ovalada de la estructura del Sudbury. Wikipedia

Suevita del cráter Wanapitei. Propiedad del autor.

Manicouagan, Canadá

Apodado como el 'ojo de Canadá', por el aspecto que ofrece desde el espacio, el lago Manicouagan ocupa los restos de un cráter de impacto de más de 210 millones de años de antigüedad. Originalmente tenía 100 km de diámetro, pero la erosión y el depósito de sedimentos a lo largo de tantos millones de años ha reducido su diámetro a unos 72 km, más o menos. El objeto que lo causó debería tener unos 5 km de diámetro.

Vista desde el espacio del lago Manicouagan. Wikipedia

Vista desde el transbordador espacial Columbia, durante la misión STS009, en 1983. Wikipedia

Popigai, Rusia

Este cráter se generó hace unos 35 millones de años y tiene unos 100 km de diámetro, aproximadamente igual en tamaño al Manicouagan. Se encuentra en el interior de la vasta región de Siberia, y recientemente las autoridades rusas han anunciado el hallazgo de ingentes cantidades de diamantes en él, probablemente originados por la enorme presión aplicada al terreno por el impacto del meteorito, al que se le atribuye un diámetro entre 5 y 8 km.

El cráter Popigai, visto desde el espacio. Wikipedia

Posts relacionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada