domingo, 15 de noviembre de 2009

Marte, el portador de la guerra

Tras el paréntesis, seguimos con nuestro viaje por el Sistema Solar. Ya hemos dejado atrás los dominios de los planetas gigantes gaseosos (Neptuno, Urano, Saturno y Júpiter) y ahora nos toca el turno de visitar los pequeños planetas rocosos. Siguiendo con nuestra norma de ir acercándonos al Sol poco a poco, empezaremos por Marte, que debe su nombre al dios romano de la guerra. Los antiguos lo tuvieron fácil, su característico color rojo fue asociado inmediatamente con la sangre vertida por los soldados en las batallas.

Este planeta se encuentra a una distancia media del Sol de unos 227 millones de kilómetros, y su diámetro es de sólo 6800 kilómetros, es bastante más pequeño que la Tierra, cuyo diámetro supera con creces los 12000 kilómetros.


Comparación de tamaños entre la Tierra y Marte.

La temperatura media en Marte es de 227 K (-46ºC), bastante más fresquito que en la Tierra, pero no tanto como los gigantes gaseosos... Su atmósmera es muy tenue (su presión atmosférica es aproximadamente el 1% de la terrestre), y su composición química es un 95% de Dióxido de Carbono, 2'7% de Nitrógeno, 1'6% de Argón, 0'2% de Oxígeno, 0'07% de Monóxido de Carbono, 0'03% de Vapor de Agua, y el resto trazas de Ácido Nítrico, Neón, Kriptón, Formaldehído, Xenón, Ozono y Metano. Tiene tan sólo dos lunas, Fobos y Deimos, y se cree que en realidad son dos asteroides capturados por el campo gravitatorio del planeta.


Fobos


Deimos

Este planeta tiene algunas características que lo hacen único en todo el sistema solar. Por ejemplo, tiene la montaña más alta que se conoce, el Monte Olimpo, de más de 24 km de altura (dos veces y media más alta que el Everest, la montaña más alta de la Tierra, que ni siquiera llega a los 9 km) la anchura de su base es de casi 600 km (¡casi nada! su área es de casi 180 000 kilómetros cuadrados).


El Monte Olimpo, visto desde el espacio.

También tiene el cañón más grande de nuestro Sistema Solar, el Valle Marineris, de más de 2700 4000 kilómetros de longitud y más de 6 km de altura... Deja absolutamente empequeñecido al Gran Cañón del Colorado, de 'sólo' 350 km de longitud y 1'6 km de altura... dimensiones ridículas... je, je, je... ;)



El impresionante Valle Marineris

A pesar de su tamaño, Marte es el planeta más parecido a la Tierra, su día dura 24 horas y 37 minutos, y su año 668 días... aparte de eso, también presenta casquetes en los polos, igual que nuestro planeta.


El Polo Norte marciano



Imagen completa de Marte, donde se puede apreciar el descomunal tamaño del Valle Marineris


Panorámica de la superficie marciana. ¿A que parece algún desierto de nuestro planeta?

No me gustaría que este post se extendiera demasiado, ya que hay muchísimo más que contar sobre el Planeta Rojo... Prometo dedicar en un futuro próximo más posts sobre Marte y lo que me dejo atrás (las misiones a su superficie, la 'Esfinge', etc, etc...)

Y cómo no, para terminar, toca el momento musical... 'Marte, el portador de la Guerra' de Gustav Holst. Espero que les guste.




1 comentario:

  1. Impresionante el Valle Marineris, no lo había visto así en perspectiva.
    Es espectacular!
    Un saludo!
    David

    ResponderEliminar