lunes, 11 de enero de 2010

Un mundo helado

Deambulando entre posiblemente las más espectaculares vistas de nuestro Sistema Solar, se encuentra la helada luna de Encélado, que orbita pacientemente, a unos 240 000 kilómetros de distancia, al gigantesco Saturno y su magnífico sistema de anillos. Es una luna pequeña, casi insignificante, de apenas 500 kilómetros de diámetro, pero eso no le hace perder un ápice de interés, ya que es uno de los cuerpos geológicamente más activos de nuestro Sistema Solar.

Recientemente la sonda espacial Cassini ha descubierto unos géiseres realmente espectaculares que brotan de su superficie y diseminan partículas de hielo entre los anillos de su planeta.

La espectacular imagen que vemos a continuación fue tomada desde la sonda Cassini en 2008, a tan sólo 25 kilómetros de altura sobre la luna. Se distinguen perfectamente las profundas grietas y fallas que surcan su helada superficie, debido, probablemente, a una intensa actividad tectónica.



Encélado, de cerca



Otra imagen de Encélado desde la Cassini, la imagen es de 2005


Encélado posando junto a su 'hermana' mayor, Titán

Posts relacionados

Las lunas inquietas
Saturno, el portador de la vejez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada