domingo, 28 de marzo de 2010

El murciélago cósmico

Desconocida para muchos, la nebulosa NGC 1788 es un pequeño tesoro escondido a escasa distancia de las estrellas que forman el cinturón de Orión (apenas unos pocos grados). Los astrónomos la conocen como la nebulosa del murciélago, debido a su peculiar forma (y a la imaginación de los astrónomos, que a veces cuesta ver el supuesto animal u objeto que da nombre a las nebulosas). Las siguientes imágenes fueron tomadas empleando el telescopio MPG/ESO de 2'2 metros de diámetro, ubicado en el observatorio de La Silla, en Chile, y perteneciente al Observatorio Europeo Austral.

El murciélago, con las alas desplegadas

En los alrededores de la nebulosa

Esta nebulosa difusa se encuentra a unos 1300 años-luz de distancia de nosotros, y su tenue brillo es debido a que refleja la luz emitida por las jóvenes estrellas que están naciendo en su interior. Apenas se pueden apreciar algunas de las estrellas que pertenecen a esta nebulosa, ya que están ocultas aún por el manto de gas y polvo que las vio nacer. Se cree que apenas tienen un millón de años de edad (poca cosa, comparadas con nuestro Sol, de 4500 millones de años de edad) 

En el siguiente vídeo haremos un zoom para acercarnos a esta nebulosa, y podremos apreciar mejor su ubicación junto a las estrellas principales de la constelación de Orión.



Posts relacionados:

Orión, el cazador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada